Posted by: frburke23 | April 1, 2013

Pensamiento del martes de la Semana de Pascua

Español

 

Juan 20:11-18

 

María se había quedado afuera, llorando junto al sepulcro.

Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio a dos ángeles vestidos de blanco,

sentados uno a la cabecera y otro a los pies del lugar donde había sido puesto el cuerpo de Jesús.

Ellos le dijeron: «Mujer, ¿por qué lloras?».

María respondió: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto».

Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció.

Jesús le preguntó: «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?».

Ella, pensando que era el cuidador de la huerta, le respondió:

«Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo».

Jesús le dijo: «¡María!».

Ella lo reconoció y le dijo en hebreo: «¡Raboní!», es decir «¡Maestro!».

Jesús le dijo: «No me retengas, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: «Subo a mi Padre, el Padre de ustedes; a mi Dios, el Dios de ustedes».  María Magdalena fue a anunciar a los discípulos que había visto al Señor y que él le había dicho esas palabras.

====================================

¡Feliz Pascua para ti y tu familia! Esta semana celebramos cada día como si fuera el Domingo de Pascua, porque este es un día de la fiesta central en la vida de todo cristiano. Sin la resurrección de Jesús de entre los muertos, no tendríamos ninguna esperanza. Pero ya que Él ha resucitado y vencido a la muerte, nosotros que hemos creído en Él tenemos la esperanza de nuestra propia resurrección de entre los muertos un día. Eso nos trae mucha alegría y debería afectar la forma en que vivimos nuestras vidas hoy en día en el 2013.

Esta semana vamos a estar leyendo las diferentes cuentas del Evangelio de la resurrección y la forma en que afecta a la comunidad cristiana primitiva. La lectura de hoy nos da el Evangelio de María Magdalena que cuenta el encuentro con dos ángeles en la tumba donde Jesús había permanecido en reposo. Ella está llorando porque piensa que alguien ha robado el cuerpo de Jesús. A pesar de que ella y los otros discípulos habían escuchado a Jesús enseñar acerca de resucitar de entre los muertos, ellos realmente no comprendían lo que estaba hablando.

Cuando ella está hablando con los ángeles, se da la vuelta y se encuentra con el Señor resucitado. Ella no lo reconoce al principio. Tal vez ella estaba tan sorprendida y no esperaba ver a Jesús… O tal vez el cuerpo resucitado de Jesús era diferente de alguna manera… Cualquiera que sea la razón, sabemos que María Magdalena no reconoció a Jesús hasta que Él dijo su nombre, “María”. Nuestro nombre es tan importante para nosotros. Dios nos ha formado en el vientre de nuestra madre. Él nos conoce íntimamente. Y Él nos llama a cada uno por nombre. Cuando Jesús llama a María por su nombre, ella inmediatamente lo reconoce.

¿Escucho a Jesús llamando a mi nombre?

¿Debo reconocerle a mí alrededor hoy en día?

En su entusiasmo, María trata de aferrarse a Jesús. Probablemente nosotros haríamos lo mismo si volveríamos a ver a uno de nuestros seres queridos resucitados de entre los muertos. Pero Jesús le dice a María que él debe volver con el Padre. Debe hacerlo con el fin de enviarnos el Espíritu Santo, para que esté  presente en cada persona de todo el mundo. Y Jesús le dice que vaya a decirles a los demás acerca de su resurrección de entre los muertos.

María fue con alegría para difundir la Buena Nueva a los demás discípulos.

¿Me encuentro con el Señor resucitado en los sacramentos, en otros, en los acontecimientos diarios de la vida?

¿Comparto estos importantes encuentros con los demás?

No estamos hechos para mantener a nosotros mismos la Buena Nueva. Jesús quiere que lo comparta con otros. De esta manera, nos animamos unos a otros en este camino hacia el cielo. La vida puede ser muy difícil, pero es por eso que necesitamos la comunidad para que nos ayude en el camino.

La paz de Cristo,

P. Burke


Responses

  1. Muchos gracias Padre Burke y Amen!

    Sent from my iPhone

  2. Padre Burke,
    Me alegro que empiezas a mandarnos tus reflecciones en espanol. Asi tengo oportunidad de practicar mi espanol “religioso”. I’m pretty rusty!

    • Gracias Virginia. No lo hice porque no tengo mucho tiempo para hacerlo. Pero un amigo lo tradujo. Vamos a tratar de hacerlo una vez por semana…

      Que Dios la bendiga,
      P. Burke

  3. Why did I receive this post in Spanish? I have been receiving them in English up till now.

    Jack Wright

    • I have some readers who speak Spanish, so you can see that this entry came in both English and Spanish.

  4. Thank you for also doing the Hispanic. I wish more people would be open to the use of other languages.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: