Posted by: frburke23 | May 9, 2013

Thought for Friday, 6th Week of Easter

Jesus said to his disciples:
“Amen, amen, I say to you, you will weep and mourn,
while the world rejoices;
you will grieve, but your grief will become joy.
When a woman is in labor, she is in anguish because her hour has arrived;
but when she has given birth to a child,
she no longer remembers the pain because of her joy
that a child has been born into the world.
So you also are now in anguish.
But I will see you again, and your hearts will rejoice,
and no one will take your joy away from you.
On that day you will not question me about anything.
Amen, amen, I say to you,
whatever you ask the Father in my name he will give you.”

————————————————————————

I love the image Jesus uses of the woman in labor.  I have heard from many women that labor and child birth is one of the most painful things a human being can experience.  However, once they see their child they forget about the pain quickly as they rejoice in this gift from God.

So you also are now in anguish.”  As we journey on this earth, we are going through many trials and pains.  We are like women in labor.  We may ask ourselves, “Why does life have to be so difficult at times?”  But Jesus is trying to keep our eyes focused on Him.  “But I will see you again, and your hearts will rejoice, and no one will take your joy away from you.”  Allow these words of Jesus to soak into your hearts today.  No one will take your joy away from you.

What does this require of us?  Faith.  Jesus asks us to remain faithful to Him through the good times and the bad times, through the trials and the tribulations, through the joys and the sorrows of life. 

What else does He ask of us?  Hope.  Jesus asks us to never lose hope.  Just like a woman in labor keeps her eyes focused on the goal of giving birth to a child, we are asked to keep our eyes focused on our birth into eternal life, to see Jesus face to face one day.

And finally?  Love.  Jesus summarized the commandments into two.  “You shall love the Lord your God with your whole mind, heart and soul.  You shall love your neighbor as yourself.”  One way that we can experience heaven on earth is to be people of love.  Love is seeking the best for the other person without asking for anything in return.  This is how God created us – to love, to pour ourselves out for another.  That is when we experience true joy that this world cannot take away from us.

St. Paul writes to the Corinthians (1 Corinthians 13:12-13) – “At present we see indistinctly, as in a mirror, but then face to face. At present I know partially; then I shall know fully, as I am fully known.  So faith, hope, love remain, these three;  but the greatest of these is love.”

May we be people of these three great virtues – faith, hope and love.

God bless,

Fr. Burke

Here is the Spanish translation…

JUAN 16:20-23
Jesús dijo a sus discípulos:
“Amen, amen les digo a ustedes que lloraran y lloraran,
mientras que el mundo se alegrará;
ustedes se pondrán tristes, pero su tristeza se convertirá en gozo.
Como cuando una mujer está en trabajo de parto, ella está angustiada porque su hora ha llegado;
pero cuando ha dado a luz a un niño,
ya no se acuerda del dolor a causa de su alegría
que un niño haya nacido en este mundo.
Por lo que también están ahora en angustia.
Pero voy a verlos de nuevo, y se alegrarán sus corazones,
y nadie les quitará su gozo a ustedes.
Ese día no me preguntaran nada.
Amen, amen les digo,
todo lo que le pidan al Padre en mi nombre, él les dará”.

_________________________________________________

Me encanta la imagen que Jesús usa de la mujer en trabajo de parto. He oído a muchas mujeres que el trabajo de parto y dar a luz es una de las cosas más dolorosas que un ser humano puede experimentar. Sin embargo, una vez que ven sus hijos se olvidan de el dolor rápidamente mientras se alegran en este regalo de Dios.

Por lo que también están ahora en angustia.” Como viajamos en esta tierra, estamos pasando por muchas pruebas y dolores. Somos como las mujeres en trabajo de parto. Podemos preguntarnos: “¿Por qué la vida tiene que ser tan difícil a veces?” Pero Jesús está tratando de mantener nuestros ojos fijos en él. Pero voy a verlos de nuevo, y se alegrarán sus corazones, y nadie les quitara su alegría.” Permitan que estas palabras de Jesús penetren en sus corazones hoy. Nadie les quitara su alegría.

¿Qué requiere esto de nosotros? Fe. Jesús nos dice que permanezcamos fieles a Él a través de los buenos tiempos y los malos tiempos, a través de las pruebas y las tribulaciones, a través de las alegrías y las tristezas de la vida.

¿Qué más pide El de nosotros? Esperanza. Jesús nos dice que no perdamos la esperanza. Al igual que una mujer en trabajo de parto mantiene sus ojos enfocados en el objetivo de dar a luz a un niño, se nos pide que mantengamos nuestros ojos enfocados en nuestro nacimiento a la vida eterna, para ver a Jesús cara a cara un día.

Y, por último? Amor. Jesús resumió los mandamientos en dos. “Amarás al Señor tu Dios con toda tu mente, corazón y alma. Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Una manera en que podemos experimentar el cielo en la tierra es ser personas de amor. Amor es estar buscando lo mejor para la otra persona sin pedir nada a cambio. Así es como Dios nos creó – para amar, para derramarnos nosotros mismos para otros. Aquí es cuando experimentamos la verdadera alegría que este mundo no puede quitarnos.

San Pablo escribe a los Corintios (1 Corintios 13:12-13) – “En la actualidad vemos confusamente, como en un espejo, pero entonces cara a cara. En la actualidad sé parcialmente, pero entonces conoceré plenamente. Como soy plenamente conocido.  Así que la fe, la esperanza y la caridad, estas tres: pero la mayor de ellas es el amor”.

Seamos personas de estas tres grandes virtudes – fe, esperanza y amor.

Dios les bendiga!

Fr. Burke


Responses

  1. Padre sabe usted que el día de hoy se festeja en México el Día de las Madres, bueno su mensaje del dia de ayer Fue para mi un regalo. Porque en verdad nadie nos quita a nosotras las mamás las alegrías, los triunfos, tristezas, y cuando disfrutamos de los besos, abrazos de nuestros hijos somos muy pero muy felices. Gracias Dios mío por permitirme ser MAMA, y a usted Dios lo Bendiga.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: